IX Jornadas Nacionales: Breve resumen de la exposición de la Defensora Liliana del Valle Ramos

19

Liliana del Valle Ramos, Defensora Oficial de Violencia Familiar de Género en Orán.

Comenzó exponiendo sobre la Ley 7887 del año 2014. En la misma recuerda: “Se establece al ejecutivo dictar medidas con respecto a los hechos de violencia, familiar y dar medidas de protección integral a las víctimas de violencia de género. La Defensora en este punto recordó que hasta ese momento esas víctimas no tenían acceso a asesoramiento integral con una representación en los procesos judiciales”.

“En pos de esas medidas, nosotros además de lo antes mencionado, cuando abordamos un caso tenemos en cuenta todos los derechos vulnerados, de los más indefensos. Trabajamos en equipo, cada uno desde nuestra especialidad asistimos y acompañamos de manera integral”.

Defensora Crespi

“Obviamente, desde 2014 los números de víctimas y los hechos de violencia han crecido y no así en su proporción los juzgados. Ese es un gran tema.
“Pero luego, por suerte, se crean juzgados de violencia especializados. Y se crean las defensorías oficiales de violencia familiar y de género. Nosotros estamos en eso desde el año 2016 con las víctimas de violencia familiar y género. En ese entonces nacieron 4 juzgados, hoy son más”.

“Nuestra función va acompañada de un asesoramiento integral. Es todo lo que rodea al hecho de violencia lo que intentamos abordar. Con las consecuencias que sean y se desprendan del caso. Todo lo que tenga que ver con lo personal. Y en el ámbito administrativo también viabilizamos el acceso a todos los recursos que tiene el estado en pos del restablecimiento de todos los derechos vulnerados”.

“A su vez podemos intervenir como parte querellante en primera y segunda instancia en lo penal y en el aspecto administrativo”.

“Tenemos que ver cuáles son las necesidades reales de la víctima. Incluso los servicios médicos, los psicológicos y cuando carecen de familiares y no tienen a dónde ir, en esos casos para que la víctima pueda restablecer su vida, gestionamos ante el estado esas posibilidades para que dejen de vivir en la humillación”.

“La ley 7896, con esa finalidad de dar una respuesta al reclamo, reconoce cómo va a ser el acceso de la víctima al restablecimiento de sus derechos. Se debe comunicar a la Defensoría Oficial de Género. En esto, no todas las defensorías trabajan de la misma manera. Hay que dejar cuestiones al criterio del Defensor Oficial”.

“En Orán, tenemos distintos condimentos, tal vez fruto del paisaje y del calor. El trópico hace que nadie quiera ir a visitarnos. Los invito cuando quieran”.

“Trabajamos con pueblos originarios, analfabetos en muchos de los casos. El desafío es ver cómo hacemos para que todas las víctimas puedan contar con el asesoramiento integral y luego, si lo requieren actuar. Por eso es que digo que trabajamos a requerimiento de parte.
Debemos remover los obstáculos para que las víctimas puedan ser restablecidos en sus derechos”.